jueves, 10 de octubre de 2013

MANUAL PRODUCCIÓN DE HORTALIZAS EN CARPA SOLAR



PRODUCCIÓN DE HORTALIZAS EN CARPA SOLAR

Ø  PRESENTACIÓN.-

La agricultura Urbana tiene como objetivo utilizar los deshechos de origen orgánico (restos de vegetales) de las ciudades para la producción de alimentos en la periferie de las ciudades.

La producción de hortalizas en invernadero o carpa solar es un componente de la agricultura urbana que permite producir alimentos sanos durante todo el año en forma natural y económica.

Además, con la producción de hortalizas en carpa solar se asegura el autoconsumo de familias en desventaja social que viven en zonas alejadas del centro y con la venta de excedentes se genera ingresos económicos que pueden ser destinados a otras necesidades.

Es importante señalar que en las actividades principales de la agricultura urbana se destaca el papel de la mujer que se constituye en el pilar fundamental para que se lleve a cabo esta labor, que junto a sus hijos se convierten en productoras domésticas que favorece principalmente a la seguridad alimentaria de sus familia.

También, podemos destacar la producción orgánica que se realiza a nivel familiar y la importancia que esto constituye para la salud, ya que en la mayoría de los mercados se encuentra productos obtenidos con escaso control en el uso de agroquímicos en el proceso de producción.

Para que esta tarea sea más accesible y sencilla ponemos a consideración de productores principalmente urbanos el manual de carpas solares, que ojala sea se utilidad para los que están trabajando en la agricultura urbana y augurarles éxitos en esta labor tan sacrificada.


  1. INTRODUCCIÓN.-

En Bolivia, la pobreza rural se ha mantenido constante durante mucho tiempo, posiblemente por la poca efectividad de las políticas de desarrollo del campo impulsadas por los gobiernos de turno. Es así, que en las dos últimas décadas se produjo una gran migración del campo a la ciudad fundamentalmente a áreas peri urbanas de las principales ciudades, donde también se traslado la  pobreza, la mayor parte de los  migrantes no tenían una preparación adecuada para desenvolverse en la ciudad y así aumentó la cantidad de personas desocupadas. Por lo tanto, comienza cada vez más a engrosarse lo que muchos autores denominan el cinturón de la pobreza en las áreas periféricas de las ciudades, esto pasa en nuestra ciudad.

Ante esta situación, proponemos actividades de agricultura urbana que se define como la producción,  transformación y comercialización de cultivos, hortalizas, verduras, flores y  cría de animales menores en áreas periféricas de las ciudades, que es ampliamente difundida en países vecinos y se constituye en una alternativa para enfrentar la pobreza y la disponibilidad de alimentos.

En esta oportunidad presentamos un manual práctico que sirve como material de capacitación para la producción de hortalizas en carpa solar.




1.1.        Qué es la producción orgánica?

Es una forma natural y económica de producir alimentos sanos durante todo el año.
Natural: porque imita los procesos que se dan en la naturaleza, respetando sus leyes y toda la vida que ella produce. Busca incrementar la fertilidad natural del suelo, manteniendo el equilibrio entre los elementos vivos y muertos, en transformación y en descomposición.
Económica: porque apunta hacia la autosuficiencia, valorizando el uso de los elementos disponibles localmente y produciendo los insumos necesarios dentro de la propia casa. Produce alimentos sanos: libres de productos tóxicos que pondrían en riesgo nuestra salud.
Durante todo el año: porque, bien planificada, asegura el abastecimiento de una gran variedad de hortalizas para toda la familia.

1.2.        Qué nos aportan las hortalizas?

- Proveen minerales como: hierro, fósforo, calcio, magnesio.
- Son ricas en vitaminas A, B y C.
- Aportan fibra a la alimentación, lo que favorece la digestión.
- Hay algunas que, además, proveen proteínas.


1.3.        Qué es un cultivo orgánico?

El cultivo orgánico es aquel que se realiza en forma natural, es decir evitando el uso de químicos que producen efectos negativos en nuestra salud.

1.4.        Qué es una carpa solar?

Son ambientes atemperados, también conocidos como invernaderos que nos permiten producir hortalizas durante todo el año.



  1. CONSTRUCCIÓN DE UNA CARPA SOLAR

2.1.        Qué se necesita para construir una carpa solar?

Para la construcción de una carpa solar necesitamos: adobes, piedras, callapos, listones, puerta, ventanas, clavos, alambre y agrofilm (techo).




2.2.        Cuáles son las medidas de una carpa solar familiar?

Largo: 9.60 mts.
Ancho: 3.30 mts.
Altura posterior: 2.40 mts.
Altura anterior: 1.2 mts.
Puerta: 1.60 mts.
Ventanas: 0.70 x 0.50 mts.

 


2.3.        Cuál es la orientación para su construcción?

Se recomienda que se construya de este a oeste con caída al norte y si no se tiene esa dirección se debe buscar un lugar donde llegue el sol más tiempo.






  1. FACTORES FÍSICOS IMPORTANTES PARA LA PRODUCCIÓN

3.1.        Cuáles son los factores más importantes para la producción en la carpa solar?

Para la producción se debe tomar en cuenta tres factores que son:

1.    El agua, es un elemento indispensable en el cultivo de hortalizas debe ser limpia y no de desecho y su uso debe ser equilibrado sin exceso ni carencia.

2.    La temperatura, para obtener buenos resultados, en el interior de la carpa se debe controlar que no existan temperaturas ni muy frías ni muy calientes, la temperatura ideal debe estar entre 15 y 25 ºC. Cuando hace mucho frío es necesario proteger la carpa con algún material de tela y cuando hace mucho calor se debe abrir las ventanas para permitir la ventilación.

3.    La iluminación, otro factor importante para lo cual se debe construir con la orientación recomendada que permita tener más horas luz en la carpa.
  
4.    EL SUELO

4.1.        Que es el suelo?

El suelo es algo vivo, en ella habitan millones de organismos y microorganismos que trabajan continuamente, ayudando a  producir los nutrientes que sirven de alimento a las plantas. Es el elemento básico para que las plantas tengan un buen crecimiento, resistencia a las plagas - enfermedades y buena calidad como alimentos.

4.2.        Cómo se compone el suelo orgánico?

El suelo orgánico es la unión de: una parte mineral, inerte. Son los restos de rocas que se han ido desintegrando hasta formar partículas de arcilla, limos y arenas y la materia orgánica: que son los restos de animales y vegetales (pastos, ramas, huesos, etc.) que son transformados en humus gracias a la acción de los organismos y microorganismos (bacterias, hongos, etc.) que viven en el suelo. La lombriz es un gran auxiliar en este proceso pues, al cavar galerías airea la tierra y, al ingerirla constantemente, su organismo la va convirtiendo en un fertilizante natural.

4.3.        Como se prepara el suelo de la carpa solar?

El suelo es un componente muy importante para cualquier cultivo y se debe realizar de la siguiente manera:

1.    Inicialmente se realiza una excavación de 40 centímetros de profundidad. La tierra extraída tendrá que ser cernida, sacando todas las piedras y los desechos que puedan molestar los cultivos (plástico, basura etc.).


2.    En lugares muy húmedos se hace una excavación de 10 centímetros más la cual se rellena con arena – grava para favorecer el drenaje del agua de riego.
3.    En la parte central de la carpa se prepara un pasillo de piedras, ladrillo, madera u otro material disponible.
4.    Luego los 40 centímetros excavados deben rellenarse con tierra preparada de la siguiente manera:

ü  4 partes de tierra cernida del lugar mejor si se utiliza tierra negra.
ü  2 partes den abono de cualquier animal previa descomposición,  no colocar fresco.
ü  1 parte de turba, aserrín y ceniza.
ü  En suelos arcillosos se aconseja también poner una parte de arena fina.



4.4.        Por qué se agotan los suelos?

El desgaste del suelo puede producirse por distintos motivos:
Repetir un mismo cultivo provoca el agotamiento de ciertos nutrientes.
Asimismo, el uso continuo de ese suelo sin reponer la fertilidad que las plantas consumen, termina empobreciéndolo.

4.5.        Cómo mantener la fertilidad del suelo?

Conociendo qué pasa en el suelo, advertiremos que, si queremos obtener cosechas sanas y abundantes durante todo el año, vamos a tener que "proteger" y "alimentar" nuestra tierra.
En los primeros centímetros es donde está la tierra fértil y los seres vivos (que "fabrican" permanentemente alimento para las plantas). Esta es la razón por la cual no vamos a dar vuelta el pan de tierra al preparar los suelos, sino que sólo la removeremos con el rastrillo.
La fertilidad puede asegurarse por dos caminos:

·                    Las Rotaciones de cultivos 
·                    Los Abonos: de superficie, verdes y compuestos.

4.5.1.    Rotación de cultivos

  • No todas las plantas se comportan igual con la tierra. Distintas especies tienen "preferencias" para extraer algún nutriente en particular. Algunas, incluso, pueden mejorar la fertilidad de la tierra. Sabiendo aprovechar estas diferencias, podremos beneficiar nuestra huerta. Este es el principio básico de lo que llamamos "rotación". Con una adecuada rotación de plantas no sólo conservamos la fertilidad, sino que también, prevenimos el ataque de plagas y enfermedades.
  • Si nos interesa conservar y aumentar la calidad de nuestra tierra, podemos armar una rotación en la que se sucedan los siguientes grupos de hortalizas:
a)    Consumidoras finas

Estas necesitan que la materia orgánica esté bien descompuesta, que la tierra esté fina y desmenuzada. Por esta razón no es aconsejable sembrarlas en tierras malas o en suelos que nunca han sido cultivados. Recién podremos hacerlas cuando hayamos mejorado la tierra y ésta se encuentre en condiciones adecuadas. En este grupo están las lechugas, las zanahorias, las espinacas.


b)    Consumidoras rústicas

Las llamamos así porque pueden crecer bien en tierras donde la materia orgánica no alcanzó su total descomposición (materia orgánica en bruto). Entre ellas están los repollos, tomates, acelgas y zapallos.

c)    Reponedoras

Las llamamos así porque son plantas que enriquecen la tierra, aportándole fertilidad. Las sembramos al principio, así van mejorando la tierra para sembrar, más adelante, verduras (que son cultivos más delicados). Son las leguminosas: poroto, habas, soja, arveja, etc. También podemos hacer rotaciones beneficiosas tomando como regla que en las parcelas se asocien:

·                    hortalizas de raíz (zanahorias, remolachas, etc. )
·                    hortalizas de hoja (lechugas, acelgas, espinacas, etc.)
·                    hortalizas de fruto (tomates, pimientos, berenjenas, zapallos, etc.)

Esto nos permitirá que las plantas que se asocien aprovechen mejor todas las capas de la tierra y los nutrientes que ésta posee (por ej. las hortalizas de raíz son más consumidoras de potasio, mientras que las de hoja lo son del nitrógeno).

Conocer esto nos permitirá hacer las siembras asociadas (más de una especie por parcela), al sembrar variedades que no compitan por los mismos nutrientes y así aprovechar al máximo nuestro terreno.

4.5.2.    Abonos

Otra forma de mantener la fertilidad de la tierra es incorporándole abonos. Estos, sumados a una adecuada rotación y asociación de plantas, nos aseguran una producción continua, es decir, la posibilidad de sembrar todo el año. Hay distintos tipos de abonos orgánicos como:   estiércol (guano de animales),    abono verde, humus y  abono compuesto                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   
a)    Estiércol o Guano

Es el excremento de los animales. Contiene alimento para plantas y contribuye a que los  suelos se vuelvan sueltos y mullidos.



b)    Abono Verde

Son cultivos que se realizan para mejorar el suelo, tomando en cuenta que algunas plantas aportan alimentos.  Tal el caso de las  llamadas “leguminosas” (haba, arveja, vainita, vicia, tarwi, trébol, alfalfa y otros). En las carpas solares es recomendable cultivar vainitas que después de la cosecha los rastrojos pueden ser incorporados al suelo.

c)    Humus

Se encuentra en la superficie y es una mezcla de restos de vegetales descompuestos, microorganismos y otros. El humus es un excelente abono.


d)    Abono Compuesto (compost)

Se denomina así porque está hecho de varios materiales (hoja, guano, restrojos, etc.), es una copia a la forma en que la naturaleza alimenta al suelo, solo que nosotros lo hacemos en forma más rápida.

Cómo se hace?

Se depositan todos los desechos orgánicos que se extraen, así como restos de hortalizas y todo material disponible que se descomponga fácilmente. Se pueden colocar en cajas aboneras, en bolsas de plástico, en turriles viejos, efectuando fosas o en forma de tortas aéreas, deberá mantenerse permanentemente húmedo y cuando esté bien descompuesto se utiliza en las carpas solares. El compost está listo para su uso aproximadamente después de 3 meses de su elaboración.

5.    PLANIFICACIÓN DE ACTIVIDADES

5.1.        Planificación de los trabajos en la carpa solar

Una vez que hemos abordado el tema de la fertilidad de la tierra y comprendido los complejos procesos que la sostienen, estamos en condiciones de organizar nuestro propio calendario de tareas.

5.2.        En qué consiste la planificación?

Planificar es organizar nuestras actividades en función de qué, cuándo y cuánto vamos a sembrar.

De esta manera prevemos qué recursos serán necesarios (tierra, herramientas, semillas, agua para riego) y cuáles tenemos disponibles.

5.3.        Por qué Planificamos?

·                     porque así ahorramos trabajo, recursos y tiempo;
·                porque nos ayuda a programar las siembras para obtener una producción continúa durante todo el año (en cantidad y calidad deseadas).

6.    LA SIEMBRA

·         La Siembra será para nosotros el eje organizador del resto de las actividades en la carpa solar, porque así resultará más sencillo determinar los "otros momentos" de intervención: el antes y el después.

6.1.        Cuáles son los trabajos previos a la Siembra?

·         Debemos tener en cuenta que, unos días antes de sembrar, conviene remover la tierra y nivelarla con el rastrillo. Cubrir con paja y dejar regado. El día de la siembra (o trasplante), al retirar la paja veremos que la tierra se conservó esponjosa y mullida. Para mejorarla aún más, colocamos una buena cantidad de abono compuesto. La preparación del abono compuesto es una tarea continua, debemos tener en cuenta que tarda un tiempo en hacerse.

6.2.        Qué, cuándo y cuánto sembrar?

·         Para saberlo, debemos buscar en el calendario de siembras qué plantas pueden crecer en la temporada. Nuestro calendario está dividido en: siembras de verano (caliente) y siembras de invierno (frío). Debemos aprovechar el momento adecuado para las siembras, ya que sembrar a destiempo dificulta el buen desarrollo de las plantas.
·         Debemos calcular cuánto vamos a sembrar de cada especie. Esto depende del lugar que tengamos, del número de miembros de la familia, de la cantidad de agua disponible, etc. De esta manera, evitamos producir más de lo necesario y además, logramos tener una producción con una amplia variedad de cultivos.
·         La propia experiencia nos irá indicando la cantidad más conveniente para sembrar .

6.3.        Como sembrar?

Una vez seleccionadas las posibles siembras, separaremos las que deben sembrarse en almácigo de las que pueden ir directamente en al suelo.



En el momento del trasplante, podemos aprovechar para hacer líneas de siembra directa entre las cuales intercalaremos los plantines.

6.4.        Siembra Directa

Se hace directamente sobre la parcela. Así se siembran: acelga, rabanito, pepino, arvejas, habas, Beterraga, nabo, zanahorias y espinacas. Al momento de la siembra se marca el surco y se riega. Se agrega abono compuesto y se siembra (la profundidad depende del tamaño de la semilla). Tapamos la semilla con abono y apisonamos suavemente. Cubrimos con tierra y regamos con lluvia fina (se recomienda el uso de regadera).





6.5.        Siembra en almácigo

Es una forma de adelantar tiempo, de asegurar mayores cuidados a las plantas y así tener mayor seguridad de que éstas crecerán sin problemas.

Se siembran en almácigo: lechuga, repollo, coliflor, pimentón, cebolla, brócoli, tomate (tienen semillas chicas). También pueden sembrarse así la acelga y la beterraga (tienen semillas más grandes).


6.6.        Preparación del Almácigo:

Para preparar un almácigo pueden usarse: cajones de madera, bañeras viejas, macetas o cualquier envase plástico. En el fondo podemos colocar una capa de paja que conservará la humedad, luego una capa de tierra (la mejor que consigamos) y, en la superficie, una capa de tierra fina mezclada con abono compuesto bien fino (esta mezcla puede pasarse por un tamiz o cernidor de 1 cm. de malla).

Para sembrar, marcamos surcos paralelos a 10 cm. con una tablita, colocamos las semillas con la mano, cubrimos con la tierra preparada y regamos con lluvia fina (se recomienda el uso de regadera).

Algunas hortalizas como zapallo, zapallito, melón, pepino, las podemos sembrar en vasitos de yogur. Con este método aseguramos que las raíces no sufran con el trasplante ya que solamente tenemos que invertir el vasito manteniendo el plantín entre los dedos y retirar el vaso con cuidado. Lo usamos cuando queremos obtener cosechas más tempranas o cuando es un poco tarde para hacer la siembra directa. Al llevar a la tierra una planta ya crecida (y seleccionada), tenemos mayores posibilidades de obtener buenas cosechas.


6.7.        Cuidados del Almácigo

Una de las ventajas de hacer siembras en almácigos es que pueden protegerse mejor del frío o calor excesivos (podemos trasladarlos o cubrirlos) y pueden recibir un riego más cuidadoso. Conviene que los riegos se hagan por la mañana temprano o por la tarde, cuando ya bajo el sol, evitando encharcar la tierra.


6.8.        Cuándo debemos trasplantarlas?

Cuando las plantas en el almacigo han alcanzado un desarrollo de:

-       4 o 5 hojitas (lechuga, acelga, apio, perejil, beterraga, repollo, coliflor).



-       6 a 8 cm. o cuando el tallo llega al grosor de un lápiz (tomate, pimentón, locoto, berenjena, cebolla).



Debemos cuidar no dejar crecer demasiado, porque las plantas sufren daños al momento del trasplante y se desarrollan débiles.




6.9.        En qué momento trasplantar?

Recomendable trasplantar durante las primeras horas de la mañana o por la tarde cuando haya disminuido la temperatura  en las carpas y también en días nublados.

6.10.      Pasos del Trasplante.-

-       Regar al almacigo un día antes en forma leve (no abundante) para facilitar la extracción de las plantitas.
-       Un día antes (24 horas antes), regar abundantemente el sitio donde se efectuara el trasplante.
-       Con la ayuda de una palita pequeña o una cuchara sopera, extraer las plantitas mejor desarrolladas manteniendo una porción de tierra alrededor de  cada plantita para facilitar su desarrollo.


-       Con la ayuda de un trasplantador efectuar hoyitos de aproximadamente 5 centímetros de profundidad en el sitio definitivo. También se puede realizar en surcos de igual profundidad.



-       Colocar las plantitas en los hoyos, cuidando que las raíces se mantengan rectas y en su posición original.



-       Cubrir con tierra hasta el cuello de la raíz.

-       Presionar la tierra en el cuello de la raíz para que ambos queden en contacto y la plantita se afine.


-       Aplicar riego abundante.



-       Después de 3 a 5 días, al observar plantas muertas se efectúa el “refallo”, o sea se sustituyen las plantitas muertas con otras que quedaron en el almacigo.

   

6.11.      Profundidad del trasplante:

En general se cubre con tierra a nivel del cuello de las plantas.

En el caso del tomate, también puede enterrarse parte del tallo, ya que con el tiempo forma raíces.

7.    MANEJO ORGÁNICO DE LA HUERTA

Los cuidados deberán tener un carácter más preventivo que curativo; de esta forma ahorramos recursos y esfuerzos. El trabajo debe ser pensado para intervenir en el momento oportuno, usando herramientas apropiadas y haciendo un uso eficiente de los recursos disponibles. Los principales cuidados son: abonado, riegos, labores culturales (aporque, raleos, tutorados, deschuponado), control de plagas y producción de semillas. Lo importante es que cada una de estas tareas tiene relación con las otras. No se trata de tomarlas aisladamente sino como un conjunto de acciones que favorecen el funcionamiento de los procesos vitales de la huerta.

7.1.         Abonado

Forman parte de los trabajos periódicos de la huerta; su preparación es un trabajo continuo, por esto siempre tendremos una abonera iniciada para la temporada siguiente. También, es importante tener una caja con lombrices para disponer en todo momento con humus de lombriz que es una fuente muy rica de nutrientes para las plantas.

7.2.         Riegos

El riego es muy necesario porque las hortalizas son de crecimiento rápido y requieren mayor cantidad de agua. Si el agua no es suficiente, las plantas no se desarrollan normalmente, la producción es menor, las hojas se ponen duras y puede ocurrir que las plantas empiecen la floración antes de tiempo. Un exceso de humedad, en cambio, puede favorecer la aparición de enfermedades y los productos obtenidos son de mala calidad, menos nutritivos y de mal gusto. Por lo tanto, los riegos tienen que ser oportunos y deben realizarse con agua limpia.

7.2.1.    Cuando regar?

En el invierno o cuando el cielo está despejado, con riesgos de heladas que necesariamente influirá en las carpas solares, los riegos deben ser por las mañanas. En verano o en días nublados los riegos deben ser por las tardes  cuando haya disminuido el intenso calor en las carpas. No regar cuando hay mucho calor dentro las carpas.

7.2.2.    Cuanto regar?

La cantidad del riego es variable, lo importante es evitar exceso de humedad que puede endurecer la tierra y a la vez provocar enfermedades. Cuando se aplican riegos para asegurar su eficacia se puede excavar con el dedo unos 3 centímetros de profundidad, si la tierra esta húmeda a esa profundidad el riego está bien realizado o no requiere riego. Si el suelo tiene abundante materia orgánica el riego se reduce a la mitad.

7.2.3.    Cómo regar?

Siempre preferimos gotas finas (sobre todo para los almácigos y las plantas pequeñas).
Para el resto usamos la regadera o bien podemos fabricar un sistema de riego por goteo, que permite una mejor absorción del agua e impide la formación de costra. 

               

EN EL CASO DE LOS TOMATES: Evitar mojar las hojas al regarlos ya que puede provocar un ataque de hongos. También,  no permitir que exista humedad en el cuello de la planta porque puede enfermar y morir toda la planta.



8.    LABORES CULTURALES

8.1.        Aporques

A medida que las plantas desarrollan, tienden a caerse o agacharse debido a su propio peso. Para evitar esto y también para favorecer un buen enraizamiento se realizan los aporques que consisten en arrimar tierra en la parte inferior del tallo de la hortaliza o sea el cuello de la raíz.


8.2.        Deshierbes

Consiste en eliminar todas aquellas plantas que no han sido específicamente cultivadas y que hacen competencia a nuestras hortalizas, ya sea por el espacio, lo alimentos o por la humedad en el suelo. Estas plantas denominadas hierbas pueden ser utilizadas para la preparación de abono compuesto (compost).




8.3.        Raleos

Se realiza en cultivos de siembra directa como la zanahoria, nabo, rabanito, beterraga, acelga, pepino, melón. Consiste en eliminar o arrancar algunas plantitas en los sitios donde han germinado muy juntas y dar el espacio necesario para el desarrollo de las hortalizas. Se eliminan las plantas más débiles y pequeñas. Pueden efectuarse 2 o mas raleos.



8.4.        Refallos

El algunos sitios, algunas semillas no germinan o después de los trasplantes algunas plantitas mueren.  Para no dejar espacios vacíos aprovechar mejor el suelo se realiza el refallo que no es otra cosa que sembrar o trasplantar a los lugares vacíos. Para esto es importante que existan algunas plantitas de reserva en los almácigos.



8.5.        Escardas o afloje de tierra

A veces el suelo se compacta, ya sea por el riego u otros factores. Cuando hay compactación o endurecimiento, el agua con que regamos no se filtra bien. También existe poca aireación que evita el buen desarrollo de las plantas. Por esto con la ayuda de una pequeña chontilla se debe aflojar o remover permanentemente la tierra.  Esta operación es muy necesaria en los cultivos.



8.6.        Reabonado

Es una actividad muy importante cuando ya sea cultivado varias veces en una misma tierra preparada y en cultivos de ciclo largo como el acelga, apio, perejil, tomate y pepino, es necesario agregar abono orgánico: guano, compost o humus de lombriz. Se puede aplicar durante el aporque alrededor de cada planta o también desparramar uniformemente luego remover el suelo.



8.7.        Despunte

Algunas variedades principalmente de tomate y pepino tienen la tendencia a desarrollar en altura.  Este exceso de desarrollo disminuye la producción, por eso en algunos casos es necesario eliminar las yemas terminales



8.8.        Colocación de tutores

Consiste en proporcionar soporte a la planta para mantenerla firme, evitar la aparición de enfermedades y pudriciones de los frutos.



Puede efectuarse de varias formas, las más recomendables son:

a.    Utilizando palos o cañas huecas de 1 metro de altura, las plantitas deben ser amarradas con mucho cuidado y con amarre suelto.
b.    Se clavan estacas de madera de 1 metro y medio de altura y se colocan 2 hileras de alambre galvanizado coda 40 centímetros a partir del suelo se amarra la planta con mucho cuidado a  medida que va desarrollando.
c.    También se puede realizar un amarre con una lana y sostenerlo en los callapos.




8.9.        Eliminación de chupones

Consiste en eliminar algunos de los brotes que crecen en las "axilas" de las plantas, vulgarmente llamados "chupones", para fortalecer los que quedan. Esta práctica se recomienda solo en cultivos de tomate.




También es conveniente eliminar algunas de las hojas viejas inferiores de la planta, para que el sol caliente más la tierra que las cubre y permita el crecimiento de la planta.




8.10.      Control de plagas

En la producción orgánica, lo esencial en el control de plagas y enfermedades es la prevención.
Se trata de darles a las plantas las mejores condiciones para fortalecer sus defensas y hacerlas más resistentes.



Una forma de prevención es cultivar en nuestra carpa solar plantas aromáticas: salvia, romero, orégano, menta, ruda, albahaca, en los bordes de las parcelas.

8.10.1.   Plagas

Entre las principales tenemos a la tijereta, ácaros, gusanos y orugas, pulgones, mosca blanca, caracoles o babosas y hormigas

En el caso de insectos grandes conviene sacarlos a mano, los niños pueden ayudar en esta tarea.

8.10.2.    Insectos benéficos

Entre las principales tenemos a las mariquitas, libélulas, avispitas y arañas. También sapos y lagartos.


9.    PREPARADOS CASEROS PARA CONTROLAR INSECTOS

9.1.        Purín de ortigas o itapallo:

Es básicamente preventivo del ataque de los insectos. Se deja macerar en un recipiente no metálico 100 g. de ortigas en 10 litros de agua durante 2 días. Se pulveriza.

9.2.        Alcohol de ajo:

4 ó 5 dientes de ajo, medio litro de alcohol fino y medio litro de agua. Se coloca en licuadora 3 minutos y luego se cuela. Se guarda en frasco tapado. Se utiliza ante el ataque de ácaros, pulgones y gusanos.

9.3.        Ceniza de madera

Para evitar que los gusanos ataquen las verduras de hoja podemos rodearlas con ceniza de madera.

9.4.        Cerveza

Para evitar el ataque de babosa y tijeretas, se utiliza la trampa de cerveza que consiste en colocar en un pequeño recipiente o vaso al nivel del suelo donde caerán los insectos.




9.5.        Solución de cáscara de cebolla

Para controlar pulgones y hongos se necesita 2 o 3 cebollas, solo la cáscara colocar en 1000 cc de agua caliente dejar reposar 2 horas antes de usar.

9.6.        Solución de tabaco

Controla cochinillas, pulgones, gusanos y arañuela roja se necesita 60 gramos de tabaco se coloca en 1000 cc de agua se raspa 10 gramos de jabón blanco, se colocan todos los ingredientes dentro de un recipiente y se deja macerar 24 horas. Luego se filtra y se diluye en 3 litros de agua. Se puede usar pulverizándolo o pasándolo sobre las hojas con ayuda de un algodón.

9.7.        Preparado con polvo de hornear

Combate pulgones, cochinilla y oidio. Se requiere una cucharada de polvo de hornear, 1000 cc de agua 1 cucharada de ralladura de jabón blanco.  Se mezcla todos los ingredientes se usa cada 7 días, durante 3 meses.

9.8.        Solución de cola de caballo

Elimina hongos de los rosales. Se requiere 250 g de cola de caballo y 1000 cc de agua. Dejar macerar los dos ingredientes juntos durante un día entero y luego aplicar con pulverizador sobre toda la planta.

9.9.        Solución de ajo y cebolla

Para controlar diferentes plagas de cultivo. Se necesita 10 cabezas de ajo, 5 cebollas grandes y jabón. Moler las 10 cabezas de ajo y las 5 cebollas grandes. Luego raspar jabón, diluir en 25 litros de agua. Dejar ésta mezcla en reposo durante 4-5 días y colarla. Aplicar 2 lt. en 20 lt. de agua.



9.10.      Solución de locoto

Para controlar hormigas y gusanos. Se requiere una libra de locoto machacado y jabón. Disuelva el jabón en 5 litros de agua y agréguele el locoto. Hiérvalo por 10 minutos y deje reposar por 12 horas. Aplicar Medio litro de solución en 20 litros de agua.

9.11.      Cal y ceniza en la planta

Para control de hongos. Se necesita 2 cucharadas de ceniza, 2 cucharadas de cal y jabón. Mezclar los ingredientes y llenar la bomba usando una camisa para colar la cal y ceniza. Aplicar cada 2 – 3 días hasta desaparecer la enfermedad.

9.12.      Cal y ceniza en el suelo

Para controlar las enfermedades causadas por hongos en el suelo. Utilizar 1 libra de cal y 1 libra de ceniza.
Mezclar bien los ingredientes y aplicar por cada 5 metros cuadrados removiendo la tierra afectada, ésta mezcla se usa antes de sembrar el cultivo.


10.    PRODUCCIÓN DE SEMILLAS

Debemos elegir las mejores plantas, dejarlas florecer y fructificar. Antes de que caiga la semilla, se arrancan las plantas y se dejan al sol por varios días.


Luego se separan las semillas a mano y una vez limpias, se guardan en frascos bien identificados, en un lugar seco.  Las especies de las que se pueden producir semillas fácilmente son: acelga, lechuga, arveja, berenjena, espinaca, haba, pepino, pimentón, perejil, páprika, tomate y zapallo. En cambio, para obtener semillas de arvejas, habas, zapallitos y tomates, se deben dejar madurar los frutos en la planta.







11.      BIBLIOGRAFIA

Blanco, Teresa, Javier Gonzáles y  Franz  Augstburger.
1999      Invernaderos campesinos en Bolivia. Agencia Suiza para el
              Desarrollo y la Cooperación COSUDE. La Paz.

Cartagena, P. y Valdez, G.
2002.     Abonos, insecticidas y fungicidas orgánicos.
              CIPCA La Paz, Bolivia.

Ferruzzi, Carlo.
1994      Manual de Lombricultura.
              Ed. Mundi - Prensa. Madrid.

Hartmann, Felipe.
1990      Invernaderos y ambientes atemperados.
              Ed. Offset Boliviana Ltda. La Paz.


3 comentarios:

  1. Muchhas gracias por su blog. Es muy útil para conocer este tipo de cultivos en ambientes tan adversos y obtener productos de agricultores para consumidores locales.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Wilfredo, muy interesante su publicación, sigue investigando

    ResponderEliminar
  3. Muy buena la explicacion.una pregunta si se puede hacer lasparedes de ladrillo y el cimiento de cemento piedra y arena para instalar lacarpa solar

    ResponderEliminar